Cambio de Aire
Cambio de Aire

Abel Pintos: Voz con sello propio

En 1997 Abel Pintos, un joven oriundo de Ingeniero White, provincia de Buenos Aires, sorprendía al país con su voz y emotividad interpretativa. Desde ese momento su carrera no se detuvo. Recorrió escenarios del país y el exterior y luego de tres discos como intérprete comenzó una nueva etapa en su carrera artística: la de compositor, que le hizo ganar un lugar de privilegio junto a los grandes del folclore nacional.

- ¿Cómo nace Abel Pintos compositor?
- Yo tenía 18 o 19 años y, hasta entonces, nunca había pensado en dedicarme a componer y escribir canciones. En un momento muy especial de mucha sensibilidad y crecimiento, fundamentalmente desde las cosas que suceden y se sienten en el alma, comenzaron a nacer las canciones, de una forma absolutamente natural... Con el paso del tiempo se van aprendiendo cualidades técnicas, más la pura intuición de las emociones sigue siendo la protagonista.

- ¿Qué papel jugó tu familia en tu desarrollo como artista?
- La contención y la compañía, así como la confianza y la predisposición de quienes te rodean y mucho más aun de quienes llevas dentro, es muy importante cuando uno se decide a recorrer un camino que sabe que va más allá de ser su trabajo o su carrera y que tiene que ver con la vida que uno eligió. Fue muy importante que creyeran en mí y que nunca me presionaran ni empujaran a hacer nada, sino que me acompañaran en cada decisión que yo tomé con mis tiempos y mis necesidades. De esa forma nunca me sentí presionado y todo pude hacerlo con naturalidad, disfrutando de cada paso.

Me siento muy cómodo sintiéndome un artista popular, al que la gente quiere y respeta mucho. Saben que soy alguien que ama lo que hace"

Abel comenzó su carrera musical a los siete años, tras ser escuchado por Raúl Lavié en un homenaje a José de San Martín realizado en su colegio.

- Siempre estuviste rodeado de grandes artistas del folclore nacional ¿Qué crees que aportaron ellos a tu música?
- Son mi escuela, y una que me hubiera sido imposible pagar jamás. De cada uno recibí influencias que me motivaron a entrar en la música, y luego, al conocerlos, desde su inmensa bondad, me legaron muchas experiencias de las que aprendí mucho. León Gieco, Mercedes Sosa, Lito Vitale, Victor Heredia... Sólo por nombrar algunos, la lista es interminable.

- ¿Cómo vivís la experiencia de ser reconocido por la gente?

- Me siento muy cómodo sintiéndome un artista popular, al que la gente quiere y respeta mucho. Saben que soy alguien que ama lo que hace y se entrega en lo absoluto para compartirlo con quienes están ahí dispuestos a escuchar, como cada uno lo hace con las cosas que ha elegido en su vida.

- ¿Cuáles fueron tus momentos de mayor felicidad a nivel artístico? ¿Y a nivel personal?
- Es muy difícil quedarme sólo con uno, por dos cosas: vivo grandes emociones que valoro y disfruto mucho y todas ellas son importantes por igual, y por otro lado y quizás fundamentalmente, cada momento que vivo es esencial para mí y lo siento de esa manera, por tanto, puedo decir que cada día tengo un momento de absoluta felicidad en cada orden.

- Cuando pensás en tu carrera, ¿qué te imaginas a futuro?
- Tengo muchos planes y proyectos, mas lo único que realmente deseo es poder ser toda mi vida tan feliz como soy, es la única forma que tengo de hacer felices a quienes me rodean de alguna u otra manera y de poder alcanzar cada una de mis metas. Sé que dedicándome a la música puedo hacerlo, porque es motivo de gran parte de la felicidad que siento y me hace sentir vivo.

#BeneficiosCDA

Recibí toda la info y descuentos que tenemos para vos!