Buscar
Generic filters
Paola Domínguez
Paola Domínguez

El Durazno, un paraje ideal si buscás paz, naturaleza y descanso

El objetivo de nuestras vacaciones era poder pasar unos días tranquilos, en paz, rodeados de buena gente y en contacto con la naturaleza. Encontramos un lugar maravilloso llamado El Durazno, ubicado a 8 km al sur de Villa Yacanto de Calamuchita, en la provincia de Córdoba.

Fueron pocos días pero logramos desconectar de la ciudad y el ruido. Volvimos renovados, llenos de naturaleza."

Paola

Para ingresar tenés que transitar por un camino de ripio en el que ya podés presentir algo de lo que sigue: a medida que avanzás, te vas llenando la vista de paisajes increíbles. Cuando llegás al pueblo, empieza la película de cuentos: el río, un puente colgante y el aroma de los árboles que te reciben en medio de un bosque encantado con casitas pintorescas.

La reserva Los Cajones está llena de piletones naturales donde podés bañarte en un agua cristalina. Algunos alcanzan los 7 metros de profundidad, por lo que son ideales para quienes aman la aventura y se animan a tirarse como clavadistas desde lo alto alguna piedra. Para los menos osados, como nosotros, hacer trekking en las calles empinadas de ese bosque de sueños es todo un plan.

Por las tardes, una parada obligada en un lugar que se volvió nuestro favorito: la Casa de Té Lahuen. Si te gusta la magia, no podés dejar de conocerla. Es una cabaña de madera construida en altura entre medio de los árboles, con una decoración interior que parece fusionarse con el contexto: duendes y hadas de todo tipo y tamaño y muchos detalles que hacen del salón un lugar acogedor. Eso, sumado a la gran y cálida atención de sus dueños y a las delicias que sirven, logran que uno quiera quedarse un rato largo disfrutando. Tortas y té saborizados, mermeladas artesanales, pizzas y sánguches con pan casero son algunas de las cosas ricas que sirven en este lugar, que funciona solamente por las tardes y las noches.

Casa de Té Lahuen, un clásico en la zona.

Fueron pocos días pero logramos desconectar de la ciudad y el ruido. Volvimos renovados, llenos de naturaleza, embelesados por el placer de escuchar el sonido del correr del río y de los pájaros. Nos sentimos mimados por los lugareños, agradecidos por su buena onda y la incomparable energía que transmiten. Sin duda, volveremos a visitarlos.

Tomá Nota

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Paola Domínguez

Paola Domínguez

Paola es madre de dos hijos adolescentes e hija de dos padres que le heredaron “los más lindos valores”. Ama viajar y conocer lugares increíbles.

#BeneficiosCDA

Recibí toda la info y descuentos que tenemos para vos!